¿Cómo evitar las multitudes en Japón?

Decenas, quizás cientos, de turistas visitando el mismo sitio que nosotros a la misma hora! Tomar fotos de destinaciones populares puede a veces ser un reto cuando tanta gente aparece en pantalla, los gritos o empujones alrededor que interfieren con la serenidad del lugar, las colas para entrar y gente bloqueando el camino, restaurantes cercanos totalmente ocupados… ¡es comprensible que a veces simplemente queremos tener un sitio para nosotros mismos!

Si estoy planeando vuestro itinerario, siempre os daré recomendaciones de lugares más tranquilos y un plan que os ayude a evitar las horas punta de los distintos puntos, pero si estáis planeando vosotros mismos el viaje, aquí tenéis algunos consejos para evitar las grandes multitudes durante vuestro viaje a Japón.

Visitando templos en Kioto… ¡no siempre es la imagen de serenidad que tenemos!

¡Despertarse temprano!

Si es un templo, museo, residencia tradicional, castillo o cualquier otro lugar que siga un horario, querráis llegar justo cuando abran. Si no tienen horario, bien porque está al exterior, excursiones en la naturaleza, es una planta de observación o vistas escénicas, un edificio visto desde fuera, etc. podéis ir aún más temprano.

Ya lo sé, ¡estamos de vacaciones! Nos despertamos temprano casi cada día para ir al trabajo y durante el viaje sólo queremos dormir hasta tarde y tomárnoslo con calma… pero eso es exactamente lo que piensan los otros viajeros también! Como la mayoría de gente duerme hasta las 8:30-9am, entonces se toman el desayuno, y luego toman el tren o bus para llegar al lugar, muchos sitios no tienen demasiada gente temprano en las mañanas. Tours y visitas guiadas tampoco pueden pedir a sus grupos que se levanten a las siete cada día, así que muchos buses no llegan hasta las 10-11am a los sitios.

No hace falta levantarse temprano a menudo, pero podréis evitar bastante gente si empezáis por los sitios más famosos antes de las 10am. Otra opción es ir tarde, a partir de las cinco de la tarde, es la hora cuando la mayoría de templos y museos cierran y el día se calma bastante de ese momento en adelante.

Empezando mi día a las ocho, ni los ciervos estaban despiertos…

Busca un sitio distinto, pero similar

Como regla general, como más cerca de Kioto y Tokio sea, más popular será. Claro, cuando escogemos qué sitios visitar, normalmente buscamos que estén cercanos a los otros sitios donde iremos. Si tenemos una semana en Tokio, es normal que busquemos unos baños termales dentro o cerca de la ciudad más que no irnos hasta Kagoshima a la otra punta del país. También es normal que escuchemos a hablar más de los sitios más populares más que no aquellos lugares secretos, simplemente porque más gente los ha visitado y ha escrito sobre ellos.
Pero la verdad es que muchos de los lugares que visitamos tienen también sitios que se les parecen bastante. Si es una opción, id más lejos o buscad un poco más fondo para descubrir esos lugares menos concurridos!

Bosque de bambú de Arashiyama, Kioto, y bosque de Saga.

Si podéis escoger, viajad durante temporada baja

¡Los cerezos de Japón son tan famosos que gente de todo el mundo visita el país durante abril para verlos! Navidad y las vacaciones de verano son momentos cuando muchos tienen su calendario libre y aprovechan para ir de viaje, muchas veces coincidiendo también con las vacaciones en Japón. En Japón, la Golden Week a principios de mayo es una semana de fiesta y los japoneses mismos van de visita por el país. Estos detalles está bien tenerlos en cuenta, viajar en temporada alta querrá decir que, hagamos lo que hagamos, las multitudes serán difíciles de evitar. La temporada de cerezos (normalmente la última de marzo y abril), Golden Week, agosto y Año Nuevo son momentos que, si podéis escoger fechas, quizás estaría bien evitarlas.

Salir de paseo

La mayoría de gente, cuando visitan un lugar, se limitarán a caminar por la calle principal o de compras, mientras las calles paralelas estarán mucho más vacías. ¡Tomad la calle pequeña para llegar al sitio en vez del camino principal! Personalmente, a mí me gusta bastante caminar en vez de coger el bus o tren para así ver un lado del pueblo o ciudad más allá de los puntos turísticos.

Calle prácticamente desértica al lado de la calle principal.

Evita las horas punta

¿Está lloviendo? ¡Fantástico! Pocos turistas salen afuera mientras llueve, aprovéchalo y visita los sitios exteriores durante ese tiempo. Eso es lo que hago yo, porque me gusta la lluvia, pero si preferís quedaros adentro también hay otras cosas que podéis hacer para evitar las horas punta.

Por ejemplo, si estáis subiendo el Mt.Fuji, la clave es simplemente evitar la salida del sol. La mayoría de gente viene por ver ese momento y habrá colas largas para alcanzar la cima a esa hora. Pero si planeáis llegar a la cima en otro momento, habrá mucha menos gente. Otro ejemplo, hay cola para acceder al ascensor de la

plataforma de observación en Shinjuku justo antes de la puesta de sol, pero durante el día está más calmado.

Algunos sitios estarán concurridos durante ciertas horas y más tranquilos en otras.

También haced atención si estáis visitando un lugar entre semana o en fin de semana. Durante el fin de semana, especialmente domingos, los padres y niños no tienen trabajo ni escuela y muchas veces salen a hacer algo con la familia. Pero tened en cuenta que si es un lugar histórico importante es probable que haya estudiantes visitando con la clase. En esos casos, ir por la tarde, cuando la escuela ya ha terminado, es mejor.

Turistas chinas han alquilado kimonos para pasear por el centro turístico de Asakusa.

¡Acéptalos!

¡Si no puedes evitarlos, únete a ellos! No todo es malo en lo que se refiere a los grandes grupos de visitantes: tendréis la oportunidad de ver a otros llevando yukata o kimono, conoceréis a gente nueva, podréis escuchar hablar a un guía cercano sobre la historia del lugar… a veces, un sitio vale la pena visitarlo aún siendo concurridos y ¡sólo nos hace falta tener un poco de paciencia!

 

<< Volver al blog