Visitando Monte Unzen durante otoño

Visité Unzen a principios de noviembre, con ganas de visitar un lugar tranquilo después de unos días en Nagasaki. No tuve mucha suerte con las hojas de otoño en Saga, así me alegró ver más y más hojas naranjas desde el bus a medida que nos acercábamos a nuestro destino. La vista que me dio la bienvenida al pueblo:

Pero antes de contaros los detalles de mi visita, hablemos un poco sobre cómo llegar al Monte Unzen. Es un poco difícil de planear con transporte público.

Hay buses directos entre Nagasaki y Unzen, pero salen más tarde durante la mañana. Son una buena opción si solo queréis ver las columnas de vapor. Pero si queréis visitar además la montaña en el mismo día, habrá que coger el primer bus desde Isahaya. Un ejemplo, lo que hice yo personalmente:

Estación de Nagasaki, tren sale a las 06:39am
Llegada a Isahaya a las 07:07am
El bus sale de «Isahaya Bus Terminal» a las 07:20am
Llegada a Unzen: 08:41am
Taxi compartido sale de Unzen a las 09:00am
(Horarios de bus y taxi pueden variar según el tránsito.)

Es mejor hacer una reserva para el taxi compartido para aseguraros de tener asiento (caben unas 15 personas). El precio son 430 yenes una dirección, y salen tres al día. Respeto Isahaya, cuando bajáis del tren seguramente querráis correr un poco para llegar al “Bus Terminal” a tiempo (seguid las señales del bus en la estación y una vez llegáis afuera subid las escaleras y cruzad el puente que pasa encima la carretera). Una vez a la terminal de buses, la persona que vende billetes os puede guiar a la parada correcta.

Todo esto se aplica solamente si vais en transporte público, claro. ¡Si tenéis vuestro propio coche no tenéis que mirar horarios!

Las vistas desde el taxi eran absolutamente preciosas. Noviembre ya es un poco tarde para disfrutar de las hojas de otoño en la cima de la montaña, pero la carretera hasta el teleférico era un espectáculo de naranjas y amarillos. ¡Creo que hasta puedo decir que es uno de los mejores sitios otoñales que he visitado en Kyushu!

Una amiga que hice durante el trayecto y, abajo, las bonitas vistas desde el teleférico.

El camino empieza (o acaba, si empezáis desde abajo) en la estación de teleférico superior: el camino a la derecha lleva hasta un punto de observación panorámica y el camino de la izquierda va para el santuario y a los otros cursos de senderismo. Hay algunos señales en inglés, pero recomiendo que aprendáis a leer el nombre del camino que queráis coger para que sea más fácil.

La niebla aún cubría la zona cuando llegué arriba, dando al santuario un aire muy misterioso.

Pero a la que empezé a bajar, la niebla se fue aclarando un poco.

Es una bajada sencilla y rápida hasta llegar a un cruce en el camino. Decidí probar de subir a Fugendake, la montaña accesible más alta (1359m), por el camino corto porque la vuelta larga estaba cortada a causa de un desprendimiento de rocas.

La señal me dijo que era solamente media hora de subida, pero definitivamente tardé más que eso… Aunque no soy la excursionista más rápida, así que era de esperar.

Y finalmente llegué a la cima! Había bastante gente alrededor del teleférico, pero estaba sola en Fugendake.

Recomiendo que, a la hora de subir al teleférico, solo compréis la ida y luego bajar todo el camino hasta abajo. Si compréis la ida y vuelta, tendréis que volver a subir la montaña otra vez desde el medio camino.

Después de Fugendake había muchos más árboles y colores bonitos de otoño. Las vistas de la ciudad de Shimabara y Kumamoto desde la estación de teleférico, esta vez sin la niebla:

Y con eso cogí el siguiente taxi de vuelta al pueblo de Unzen, donde pasé lo que quedaba de día. Si queréis ver hojas de otoño en Mt.Unzen, lo mejor sería visitar a finales de octubre hasta principios de noviembre (yo estuve ahí el día 12 de nov. y las hojas ya se estaban cayendo), aunque el pueblo si que tendréis suerte a principios-mediados de noviembre.

 

VOLVER AL BLOG